ARTÍCULOS

 

Caracas, Febrero 2018

Vulnerabilidad Socio-ecológica al cambio climático

Construcción de un marco metodológico con las comunidades orientado hacia la planificación para la Adaptación

photo

Estimación participativa de la resiliencia y vulnerabilidad comunitarias ante la crisis climática. Una experiencia para la adaptación transformadora en San José de Galipán, VenezuelaVer más.

 

 

 

Caracas, Septiembre 2013

Estudio Multidiciplinario de la Palometa Peluda Hylesia metabus

JosÉ V. HernÁndez E, Frances Osborn y Jesus Eloy Conde

photo

A finales de 2004 y a principios de 2011 los habitantes de la península de Paria de estado Sucre sintieron nuevamente el azote de una plaga: Hylesia metabus, comúnmente conocida como palometa peluda...Ver más.

 

 

Sartenejas, 13 de octubre 2017, Correo del Orinoco. Cada 12 de octubre en Venezuela se celebra el Día de la Resistencia Indígena, para conmemorar y honrar la lucha de estos pueblos nativos americanos contra la invasión colonial europea. Anteriormente por decreto presidencial de Juan Vicente Gómez se celebraba “El Día de la Raza”; sin embargo, durante el Gobierno Bolivariano del Comandante Hugo Chávez en el año 2002 se anunció el cambio de nombre por Día de la Resistencia Indígena, en reivindicación a las luchas de los pueblos originarios frente a la violencia de los colonizadores españoles. Es por esa razón que se realiza un homenaje a la resistencia indígena, a través del decreto presidencial 2028, para así lograr aun más la diversidad cultural y humana, con la inclusión de los pueblos indígenas venezolanos en este proceso de cambio social y nacional bolivariano.

Por mandato constitucional, el Estado venezolano reconoce la existencia de los pueblos y las comunidades indígenas, así como sus derechos, costumbres, idiomas, creencias y hábitat. Los pueblos indígenas tienen derecho a mantener y promover sus propias prácticas económicas basadas en reciprocidad, la solidaridad y el intercambio, esto según los artículos 119, 121 y 123 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. Nuestro país cuenta hoy con unas 39 tribus aproximadamente, distribuidas mayoritariamente en zonas de los estados Zulia, Falcón, Mérida, Monagas, Amazonas, Bolívar, Delta Amacuro, Anzoátegui, Sucre y Apure, información que se puede ampliar en el Ministerio del Poder Popular para los Pueblos Indígenas (Minpppi). Según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) los pueblos indígenas han contribuido como nadie a la domesticación de la agrobiodiversidad que hoy alimenta a la humanidad, ya que sus sistemas alimentarios tradicionales han provisto de dietas variadas, equilibradas y sanas a su población por milenios, que hoy se ven amenazados por los agronegocios y los monocultivos.


Diversas etnias indígenas se autoproclaman como hijos del maíz, de la yuca dulce, del haba, de la quinua, de la papa o del guandú, según sea la cosmovisión de cada pueblo en relación con la naturaleza y sus potencialidades alimenticias. Para las tribus indígenas, la alimentación va más allá de lo que se come; porque también se alimentan con los pies descalzos y el aroma del paisaje mañanero. Los climas y ecosistemas que caracterizan a un país como Venezuela, contribuyen a generar una gran variedad de especies de flora y fauna y se ven reflejados en los diferentes productos y alimentos típicos de cada zona del país, donde habitan comunidades indígenas. Llanuras, sierras, bosques, desiertos, selvas, páramos, entre otros, tienen características naturales que influyen de forma directa en las tradiciones de cada etnia y por consiguiente, en sus costumbres y rituales gastronómicos. En esta oportunidad mencionamos al pueblo pemón y sus hábitos alimentarios. Ellos son indígenas venezolanos que habitan en la zona sureste del estado Bolívar, entre la frontera con Guyana y Brasil, además son los habitantes comunes de la Gran Sabana y todo el Parque Nacional Canaima.

Compartir